Injerto de Hendidura plena simple

 

( Pongo como ejemplo un Injerto de estaca o púa de Cerezo sobre hijuelo de Guindo.)

 

Este tipo de injerto se puede hacer en todas las rosáceas arbóreas de hoja caduca en hibernación y otros árboles siempre que sean de hoja caduca y estén hibernando en el momento de realizar el injerto, es decir, desde mediados hasta finales de invierno.

Lo he hecho con éxito en:

-Almendro.

-Melocotonero.

-Ciruelo.

-Cerezo.

-Guindo.

-Membrillo.

-Níspola.

-Albaricoquero.

-Manzano.

-Kiwi.

-Peral.

-Pistacho.

-Nashí.

-Granado.

 

También se puede hacer en árboles y arbustos de hoja perenne desde finales de invierno hasta finales de primavera, cambiando la estaca por un esqueje con hojas y cubriendo el injerto con una bolsa de plástico transparente durante varias semanas, para evitar su deshidratación.

 

El mismo método anterior se puede aplicar a las vides de viñedo y vides de emparrado en pleno verano desde finales de junio hasta principios de agosto, escogiendo las estacas o púas de sarmientos nuevos del año todavía ligeramente verdes y con una yema ya madura ( este método en verde recibe el nombre de Injerto herbáceo ). El injerto en la Vid se hace igual que en las especies ya señaladas con una estaca con una sola yema o a lo sumo dos, cortando la hoja que acompaña a la yema dejando el pecíolo y mojando la estaca con agua limpia una vez realizado el injerto. Después se cubre el injerto con una bolsa de plástico durante 2 ó 3 semanas, protegiéndolo del sol intenso con la sombra de una rama. Suelen agarrar rápidamente y, si se hacen antes de acabar el més de Julio, la yema brota a los 15 o 20 días.

 

 

En primer lugar se corta con unas tijeras de podar el hijuelo o patrón a la altura deseada, pensando en la altura que queremos que tenga el arbol injertado.

Se parte por la mitad en sentido longitudinal el patrón con un cuchillo de injertar.

El corte conviene que sea de entre 5 y 10 cm., dependiendo del grosor de la estaca a injertar: cuanto más gruesa sea más largo debe ser el corte.

El patrón partido en forma de V, donde se insertará la estaca del injerto.

Con el cuchillo de injertar se rebaja la púa o estaca a injertar por los dos lados en bisel como una cuña ( Es muy importante que el patrón y la estaca a injertar tengan exactamente el mismo diámetro).

La estaca rebajada en forma de cuña vista de lado.

Se mete la estaca dentro del corte longitudinal del patrón, procurando que la corteza del patrón y la de la estaca se toquen, a fin de que el cambium de ambos pueda unirse.

Se ajustan bien las dos partes del injerto.

Se ata la unión con rafia de injertar y seguidamente se procede a impermeabilizar el injerto con un mástic o pasta especial.

Esta pasta o mástic de injertar es excelente, ya que, una vez seca, adquiere consistencia de plástico, impermeabilizando perfectamente el injerto y evitando pérdidas de humedad, así como también  impidiendo el desarrollo de hongos que podrían pudrir el injerto, por poseer sustancias fungicidas.

Si se ha recortado el extremo de la estaca quitando la yema terminal ( cosa muy conveniente ya que ello estimula la brotación de las yemas laterales), se debe poner también mástic de injertar para que no se seque la estaca.

Se prosigue el embadurnado de todo el injerto, para conseguir un cierre hermético.

Y ya está hecho el injerto de Hendidura plena simple. Ahora sólo falta esperar unas semanas, para ver los resultados.

 

Espero que estas explicaciones acompañadas de fotos les sean útiles.

 

 

Pasados 50 días éste es el resultado.